Deshaciendo entuertos

Para mi es un placer hablar sobre los hermanos Clemente. El haberlos conocido es la culminación a más de 30 años caminando por la música andina. Personalmente solo nos vimos una vez gracias al concierto que “Il Laboratorio delle Uova Quadre” ofreció en Barcelona, pero tras algunos años de carteo continuado, creo que estoy cualificado para hablar sobre ellos.

En lo personal ha servido para poder crecer, tanto musical como humanamente. He encontrado a personas sinceras, siempre dispuestas a ayudar, aconsejar, apoyar. Me han abierto los ojos, para, por un lado no perder tiempo con falsos preceptos asumidos anteriormente, ideas erróneas que lastraban la visión de la música y todo lo que le rodea, por otro mostrándome que la música que amo no tiene limites y puede crecer continuamente cuando se sabe crear e interpretar.

Raffaele y Felice Clemente son unos creadores geniales. Dueños de la mejor discográfica imaginable, se han propuesto transmitir sus elevados conocimientos. Porque es esa la principal tarea del genio, transmitir lo que sabe. Para el bien de todos. Por el bien de todos.

En esta época que nos ha tocado vivir, las manifestaciones culturales transcurren por caminos trillados, donde lo mas fácil es la opción elegida, donde se repite siempre la misma formula que ha dado resultado económico. Los hermanos Clemente nunca han sido de estos, sus trabajos han sido arriesgados, sin concesiones.

La actual música tradicional del Altiplano andino sufre estos mismos males. Por un lado desaparecen estilos o se simplifican, por otro los interpretes y creadores tienen una actitud pasiva, incapaces ya de reconocer toda la grandeza que han heredado. Para el primer caso, Trencito de los Andes grabó entre otros discos “Continente Liquido”, una colección de 5 cds donde se muestra parte de la inmensa riqueza que atesora el Altiplano. Trabajo de varios años, es además un archivo histórico de estilos. Hay quienes critican con la excusa que los hermanos Clemente se enriquecen con la música tradicional, algo que causaría risas si no hubiera tanta mala fe detrás, ¿hay alguien tan absolutamente idiota que pueda pensar que interpretar un quena-qenas, danza choqelas o cualquier otro ritmo da dinero en Italia o en cualquier parte del mundo? Pero hay gente que lo continua diciendo. Frente a la pasividad/incapacidad de los actuales interpretes, Trencito de los Andes se despidió con el disco “Opus Primum”, culminación de todo lo aprendido en su recorrido. Es una vuelta al mundo del sicu, pero con un nuevo lenguaje, una nueva forma de interpretar. Frente a los sicuris de hoy en día, donde la inmensa mayoría siempre propone lo mismo (el “Sicuri muñeco” que aparece dibujado en la portado del disco) Trencito ofrece un sonido mas amplio, repleto de vida. Así los estilos que nos presenta nos parecen nuevos, como si hasta entonces nos lo hubiéramos escuchado. Tienen volumen, casi se podría decir que se ven, que se pueden tocar.

El resto de la discografía es igualmente brillante. Me gustaría destacar dos discos, que junto al “Opus Primum”, seria una especie de tridente donde encontramos lo mejor dentro de eso que llamamos música andina. Tengo una especial predilección por “Il Puma e gli Arconauti”, acompañados por el Quintetto Cinquelyre. Es una obra maestra, con él aprendí a sentir aquello que no está mostrado pero si presente, la música propone y solo tenemos que verlo y sentirlo. Todos sus temas son bellísimos, y a pesar de que sé que a todos no les ha gustado mucho, para mi tiene el mejor final posible, toda una muestra de creatividad sin fin, música excelsa difícilmente imaginable antes. El otro es “Opera Selvaggia”, el primer disco de Il Laboratorio delle Uova Quadre, y puede que el mejor hasta hora de los hermanos Clemente (¡¡que difícil e injusto es decir que un disco es mejor que otro en esta discografía!!). En dos discos nos muestran primero la historia de los Clemente, su encuentro con la música andina, hasta alcanzar un nivel supremo (¡maravilloso “Capullo musical”!) a través de la música del pinquillo, y en el segundo la vida de Trencito de los Andes con la ayuda del moceño (el instrumento mas reciente en los aerófonos andinos), llena de inquietudes, alegrías y penas hasta su desaparición. Este disco es valiente, muy complejo y tremendamente emotivo. Si pensaba que ya nada podría sorprenderme, me equivoqué totalmente ante esta obra. Cuando lo escuché por primera vez no pude por menos que pensar en como había alguien capaz de concebir algo así, dada su magnitud, originalidad y calidad. Como en el resto de los discos, con cada nueva audición descubro muchas cosas nuevas, es por esto que sus composiciones están vivas, creciendo.

En las últimas semanas en la red han salido algunas noticias relacionadas con los hermanos Clemente:

El grupo de sicuris Los Intercontinentales Aymaras de Huancané ha editado un dvd donde aparecen algunos temas de Trencito de los Andes. Son temas interpretados por Trencito, pero que en el video parecen que son Los Aymaras quienes lo hacen. Sobre las imágenes, aparece en texto los autores de esos temas, con evidentes errores.

Trencito se puso en contacto con ellos para que retiraran esos temas. Y a partir de aquí se ha armado un lío tremendo donde algunos peruanos (y alguna argentina) han tomado partido en defensa… ¿de qué? ¿Alguien piensa que es posible defender lo hecho por Los Aymaras? Además, con anterioridad este grupo de sicuris había presentado el cd “Huancané: Terra Nostra”, donde aparte de la falsedad de autoria en un tema (compuesto por Raffaele Clemente pero en el cd aparece otro nombre), se habían atrevido a poner ¡¡TEMAS COMPLETOS COMPUESTOS E INTERPRETADOS POR TRENCITO DE LOS ANDES!!. Es algo inimaginable, algo tan asombrosamente asqueroso que seria imposible de creer sin tener el disco delante. Lo peor de todo es como puede haber gente capaz de olvidarse de todo esto y atacar a Trencito y llamándoles ladrones.

En el foro de la Asociación Internacional del Charango (http://www.aicharango.org/) se ha editado algunos comentarios sobre los hermanos Clemente y este sucio asunto con Los Aymaras de Huancané_

From: Kike Pinto
To: AIC@gruposyahoo.com.ar
Sent: Monday, July 05, 2010 5:07 PM
Subject: RE: [A.I.C.] Trencito de los Andes: Proyecto Pariwana

Hola! Me dieron en la yema del gusto con este tema. No respondí nada antes porque dudaba si lo que se merecían los Clemente* era el hielo de nuestro silencio; pero ahora veo que vale la pena opinar.
* Para los que no los conocen son la familia italiana que impulsaron durante muchos años las actividades del, así llamado, grupo "Trencito de los Andes", el cual, dicho sea de paso, ellos mismos declararon públicamente hace unos mese que había dejado de existir y ahora parece haber resucitado para reclamar derechos de autor sobre sus trasnochados, marihuaneros y vanguardistas experimentos musicales e ideológicos con el patrimonio musical de nuestros pueblos quechuas y aymaras, e incluso nuestros hermanos nativos norteamericanos.
Estoy de acuerdo, una vez más, con Fred y quienes están tomando una cerrada postura crítica y contraria a la pretensión de los Clemente.
Y aquí mi contribución para echarle más leña al fuego: Después de la forma como ellos trataron a los Aymaras de Huancané cuando fueron a Italia lo mejor sería que los Clemente dejen las cosas como están. Por otro lado, tampoco veo por qué los Aymaras, siendo un grupo de sikuris local, tengan que usar los mamotretos de los Clemente para demostrar que son "los intercontinentales" (yo soy intergaláctico y no digo nada); pero, en fin, es problema de los Aymaras. Hay un dicho que dice: "ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón". Para mí este es un "lío de blancos"; pero ha removido, una vez más el tema del patrimonio de los pueblos y por eso creo que vale la pena el debate.
Finalmente, aprecio mucho a Frida también, así como a cualquiera que sienta simpatía por los Clemente y no creo que valga la pena subir el tono del debate hasta el límite de la ofensa entre nosotros. Con los Clemente es otra cosa, no me molesta decirles sus verdades, yo también sentí una sincera simpatía por su trabajo por un buen tiempo, hasta que los conocí en persona y me escandalizaron con su arrogancia, machismo y despotismo, en el nivel de lo personal y su irresponsabilidad, pretensión y hasta desprecio en el nivel de lo social, cultural y, precisamente, patrimonial. Ellos usufructúan la música andina, desarraigándola de su contexto cultural y social y, es más, defienden esa postura como su derecho, por ser ellos, según ellos, los sagrados "trencitos".
Bueno, espero haber intervenido con argumentos. Si alguien se ofende, que sean los Clemente, (o si quieren tomar a mal mi crítica también para ellos, los "Aymaras", espero que no); pero nadie más.
Un saludo
Kike Pinto

 

De: AIC@gruposyahoo. com.ar [mailto:AIC@ gruposyahoo. com.ar] En nombre de Ana María Saladino
Enviado el: Lunes, 05 de Julio de 2010 05:22 p.m.
Para: AIC@gruposyahoo. com.ar
Asunto: Re: [A.I.C.] Trencito de los Andes: Proyecto Pariwana
QUE BUENO QUE HABLEN LOS PERUANOS!
y ojalá los andinos todos se alcen contra los que como los CLEMENTE, usufructan con esta cultura descontextualizando la hasta el extremo de la ezquizofrenia, confundiendo al mundo entero !
De acuerdo con KIKE en no ofendernos ! Dignifiquemos, con respeto!

----- Original Message -----
From: Kike Pinto
To: AIC@gruposyahoo.com.ar
Sent: Monday, July 05, 2010 9:24 PM
Subject: RE: [A.I.C.] Trencito de los Andes: Proyecto Pariwana
Mis impresiones sobre "Trencito de los Andes" y algunos comentarios más:
Hace algunos años conocí personalmente a los Clemente. Estuvieron en Cusco y algunos grupos de música hasta fueron a tocar al aeropuerto, faltó que les pongan alfombras. Me invitaron a una casa en donde nos íbamos a encontrar, me dijeron que no me pierda la oportunidad. Cuando llegué estaban ellos con varias personas alrededor de una mesa y, como es mi costumbre y, más aun, pensando que me estaba encontrando con tremendos "personajes", tan compenetrados con la cultura andina como para tocar todo tipo de música tradicional de la manera que lo hacían, les ofrecí unos k´intus de coca, ¡cuál sería mi sorpresa cuando los rechazaron diciendo que ellos no le entraban a esas cosas! No tengo problemas con los europeos ni pienso que están obligados a probar la coca; pero, a partir de allí, se inició una discusión sobre cómo era que ellos se interesaban, con una actitud tan detallista y exquisita, en la música y no en otros aspectos de las culturas andinas, los cuales empezamos a recorrer, más allá de la coca: aspectos rituales, de cosmovisión, de protocolo, aspectos políticos, relacionados con las luchas y esperanzas de los pueblos de los cuales ellos han tomado la música que interpretaban, aspectos sociales, educativos, etc., etc. La actitud de ellos, en especial la de Rafaelle Clemente; pero también, a pesar de su aspecto más "amable" y "tratable", la de Felice Clemente, fue, todo el tiempo, una actitud defensiva y de evasión de todo tipo de compromiso, es más, incluso de desprecio. Ellos fundamentaron que lo único que les interesaba era la música, que para ellos era "como enamorarse de una mujer y disfrutarla"... ¡ésas fueron sus palabras! Un día se les antoja la música aymara y la disfrutan, otro día la música ayacuchana y la disfrutan, otro día la ecuatoriana o potosina o cualquiera que les llame la atención. ¿Cómo la disfrutaban? pues desmenuzándola, estudiándola, tratando de reproducirla tal cual la escuchaban, grabándola, por medio de mezclas en estudio, hasta lograr el resultado más parecido posible al original y , finalmente, hasta aventurándose a componer en los géneros que sentían que ya habían logrado dominar. Y eso era todo. Yo, personalmente, pensaba y sigo pensando que toda esta labor deberían también hacerla muchos músicos que pretenden tocar la música tradicional, en especial la así llamada música "autóctona" o con instrumentos "autóctonos", ése es uno de los méritos de "Trencito", pues es cierto que muchos grupos y músicos tocan cualquier cosa y la presentan como música "étnica". Precisamente por esto es que los "Trencito" consiguieron despertar mucha admiración y simpatía entre muchos. Sin embargo me resultó muy chocante el contraste entre ese trabajo minucioso y, por supuesto, el talento musical que estaba detrás de todo eso y la actitud arrogante, machista, despectiva, irresponsable que sentía que fluía en cada una de sus palabras, sus gestos, sus miradas, sus rechazos y, repito, la evasión de todo tipo de compromiso con el pueblo de carne y hueso y las culturas de donde extraían el "material" que tanto "disfrute" les provocaba. Dijeron que no era su culpa que en Perú, Ecuador o Bolivia la gente se haga tantas expectativas al escuchar sus grabaciones, que comprendían que nadie aquí hacía un trabajo tan bueno como el de ellos y que, claro, era normal que la gente se haga ilusiones, como si "Trencito" fuera una "línea cultural" o un "modelo"; pero que eso estaba muy lejos de sus intenciones, ellos sólo eran un par de "enamorados" de la música y, ojo, sólo de la música, no de la indeseable y desagradable coca ni de los problemas sociales, culturales, educativos ni, mucho menos, políticos de la gente de la cual ellos en algún momento aprendieron esa música. Es más, la gente, de tanta borrachera y tanta coca ya ni siquiera componía ni comprendía su propia música y ya no había mucho más que aprender, por eso ahora estaban haciendo experimentos, como "C´era una Volta il Siku", "Escarcha y Sol", "Sortilegios de los Andes", etc., etc. En uno de sus discos llamado "Opus Prima" o algo así, dan a entender que ellos son ahora la vanguardia de la música andina, los que sí la comprenden, la entienden y la interpretan, incluso desde sus raíces estéticas precolombinas. ¡Ni siquiera los aymaras mismos tocan el sikuri como lo han llegado a entender y tocar ellos! Con ese disco se sitúan así, tan a la vanguardia, usufructuando, además, un material etnográfico de muy difícil acceso para los propios músicos andinos. Dicho sea de paso, este disco es uno de los casos que evidencian cómo son siempre los europeos, los académicos, los únicos que tienen acceso a los bancos de datos, los archivos etnomusicológicos, etc., mientras los "informantes" originales normalmente no tienen ese mismo acceso. Bueno, después de semejante discusión nos despedimos, lo más cordialmente que se pudo y, sinceramente, los "Trencito" se me cayeron del pedestal. Es decir, yo era un idiota más que "me había hecho expectativas" y ahora debía saborear mi "desilusión". Bueno, ¡bien para mí! Pero, sinceramente siempre estuve esperando una oportunidad de sacarme el clavo y ahora se ha presentado. No tengo nada personal contra los Clemente. Sé que Rafaelle ha estado bastante mal de salud últimamente y le deseo que se recupere y se cure; pero, si se trata de defender el patrimonio cultural de mi pueblo, se van a chocar siempre conmigo, como con muchos más que ya nos hemos dado cuenta de qué pie cojeaban. Después de este "encuentro" o "desencuentro" tuvimos algunos choques más con Rafaelle por email, hasta que decidí no volver a escribirle más, porque no valía la pena, era imposible dialogar con una personalidad así. Hasta ahora en que reaparecen en la escena con esa pretensión de enmendarle la plana a los Aymaras de Huancané. ¡Y después a quién más le tocará! Repito, tampoco justifico el que los Aymaras estén usando los mamotretos de "Trencito" para demostrar que son "los intercontinentales", como se llaman a sí mismos. Precisamente es eso lo que los Clemente siempre han usado. Luego de la discusión que tuvimos en Cusco me enteré de que en Arequipa algunos grupos culturales les habían organizado a los Clemente toda una charla en la cual dictaron cátedra sobre la música andina, el sikuri, etc., etc., contradiciendo eso de que éramos nosotros los que nos hacíamos expectativas e ilusiones y de que ellos sólo tocaban la música "por estar enamorados de ella como de una mujer". No es cierto, porque, cuando les ponían la alfombrita y les hacían la corte, ellos sí "dictaban cátedra". En parte la culpa de que los Clemente se hayan acostumbrado a andar así, pisando huevos, la tenemos nosotros mismos. En todo caso, los Aymaras de Huancané son suficientemente buenos y no necesitan, en mi opinión, la etiqueta de "intercontinentales" por haberse involucrado con los Clemente; pero, en fin, este es problema de los Aymaras. Es más, si no se tratara de los Clemente, quizás hubiera tomado en cuenta y reaccionado con otro ánimo ante un reclamo como el que origina este debate; pero, como ya dije: "ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón". Yo también espero que sean muchos más los que abran los ojos y se alcen contra las pretensiones de estos, disculpen mi amargura, estos verdaderos esquizofrénicos de la música. Que no nos contagien esa esquizofrenia, por más "mentes brillantes" que sean y que nos dejen en paz.

Kike Pinto
www.myspace. com/kikepintomus ic +51 984 697997 Instituto Andino Amazónico de Cultura y Desarrollo Social "TAKI"
Andean Music Museum - Hatunrumiyoq 487-5 - Cusco – Perú +51 84 226897
www.takimuseum.org

Kike Pinto comienza duro: “trasnochados, marihuaneros y vanguardistas experimentos musicales e ideológicos” …. ¡genial! En realidad, que aparezcan juntas las palabras “trasnochados” y “vanguardistas” en la mima frase ya se hace difícil de entender, es como si estuviera como loco buscando palabras para insultar sin tener en consideración el significado de esas mismas palabras (según la RAE, trasnochado: Falto de novedad y de oportunidad, y vanguardia: Avanzada de un grupo o movimiento ideológico, político, literario, artístico, etc..) Se contradicen, pero esto es un rasgo común en sus comentarios, escribe desde el insulto, eso es lo que interesa, a cualquier precio. En cuanto a marihuaneros, no sé que sabrá él, a lo mejor es lo que suele hacer y piensa que los demás harán lo mismo.
¿Como trataron a Los Aymara de Huancané en Italia? La pregunta correcta seria ¿cuando fue el grupo Los Aymara de Huancané a Italia? Si te refieres a los diez sicuris puneños (algunos de Los Aymaras, otros de Qhantati Ururi) que los hermanos Clemente seleccionaron en Puno, costearon el viaje de ida y vuelta en avión, y la estancia en Italia… ¿Qué tienes que decir? En tus comentarios planteas muchas premisas, pero nunca las aclaras… ¿tal vez porque no puedes? Y dices que es “lío de blancos” y lo expresa un “intergaláctico”… ¿alguien da más? Así es normal que tengas “hermanos del norte”, me imagino que también del sur, del oeste y del este, lo que no sé es si todos esos también se consideran tus hermanos, o solamente es tu ego el que tiene la categoría de poder elegir.
Cuando les calificas de "machistas" he prestado mucha atención, si viene de un peruano hay que escucharlo, es un tema que conoce muy bien. Bueno, no lo explicas, como sueles hacer con las demas acusaciones, asi que me imagino que cuando insultas te remites siempre a lo que tienes mas cercano, a lo que te rodea, a lo que mejor dominas.

Igual que tú puedes opinar sobre los Hermanos Clemente, déjame que también yo lo haga. No te conozco, es cierto y además no quisiera hacerlo, pero si tengo el derecho de poder comentar tus palabras.

 

En cuanto a las líneas de Ana María Saladino, mejor no darle importancia, es puro veneno sin el mas mínimo respeto (aunque lo exige, debe tener algún serio problema o se cree por encima de lo que le pide a los demás).

 

Y llego ya al comentario más extenso de Kike Pinto. El siguiente párrafo:" …les ofrecí unos k´intus de coca, ¡cuál sería mi sorpresa cuando los rechazaron diciendo que ellos no le entraban a esas cosas! No tengo problemas con los europeos ni pienso que están obligados a probar la coca…" es de chiste y dibuja tu característica desfachatez: no tienes problemas en que los europeos (¿y del resto del mundo?) no prueben la coca pero como dices “cual seria mi sorpresa”. ¿Por qué tenían que tomarla? ¿Si no es obligatorio (¡faltaría mas!), donde está la sorpresa?. En Bolivia me han ofrecido muchas veces tomar coca, cuando lo rechazaba nadie se ofendía, ni mostraban la menor sorpresa por ello. ¿Qué te hace a ti distinto? ¿pensabas que era un insulto a la “sagrada” coca, a tu visión de la tradición, a…? Si es así, tienes un gran problema. El mismo que tienes al hablar del desprecio de ellos hacia las luchas, educación… en definitiva de la cultura. ¿No has pensando que tal vez esa actitud distante era sobre lo que TÚ opinabas sobre ello? Pareces de esas personas que tiene una opinión sobre cualquier tema e intentas manipular la opinión de los demás para que lleguen a tus mismas conclusiones, y si esto no sucede solo te queda la opción de desacreditar a los que tienen distinta visión o interés. Serias capaz de crearte TU historia para llegar a tus conclusiones. Y si ellos no le interesan lo que expresas… “ay, que ofensa para los pueblos donde extraen su música”, una vez mas confundes la opinión sobre TU PERSONA con la opinión sobre la realidad andina. ¿Tanto te cuesta reconocerlo?. He oído a poetas definir la poesía como un cortejo a la mujer querida, si dijeron algo parecido sobre la música me parece algo muy legítimo. ¿Por qué te sorprende? Prefiero esa definición a cualquier otra tipo “reconocimiento de las comunidades aymaras.quechuas, su lucha y su supervivencia”. Ojala algún político diga eso algún día y lo cumpla.
Cuando dices: <Es decir, yo era un idiota más que "me había hecho expectativas" y ahora debía saborear mi "desilusión">. Bueno, ¡bien para mí!. Estoy TOTALMENTE de acuerdo con el principio de la frase (no solamente en pasado), y con el resto: ¡bien para todos!.
"No tengo nada personal contra los Clemente…" jajajajajajajajjajajaja… y ¡todos nos lo creemos!. Deberías ir a que algún medico te mire, por si acaso.
Y vuelves a repetir el famoso “ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”, pero como es normal en ti no dices el motivo por el que los hermanos Clemente son ladrones. ¿Qué han robado?, ¿Qué tema de algún autor aparece en sus discos como de autoria de Raffaele o Felice?, ¿Qué tema tradicional aparece bajo el nombre de los hermanos? Cuando es tradicional lo expresan claramente, cuando el arreglo es de ellos por supuesto también lo hacen. Entonces, ¿donde están los ladrones?. Utilizando otro refrán, “tiras la piedra y escondes la mano”.
Y lo mejor lo dejas para el final, les llamas esquizofrénicos, JAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJA. Ay, pero que caradura hay que ser. Bueno, igual me paso con lo de caradura, igual solo estas enfermo. Antes te he recomendado que visites al medico, ahora creo que es mejor que te vean varios, por si acaso.
Mi impresión sobre el comentario de Kike Pinto sobre los hermanos Clemente es en una sola palabra: ENVIDIA. Y esto le lleva a odiarles, y a esperar cualquier oportunidad para demostrarlo. Se la tenían jurada, y ha aprovechado el foro para dejar constancia de esto. Envidia porque ellos han logrado cimas que ni en sueños va a alcanzar algún día. Y además son italianos, con una visión muy distinta y clara de aquella realidad por lo que no se dejan convencer por quienes se creen con la verdad absoluta sobre todo.

 

 

Desde hace un tiempo se prodigan las paginas de descargas de discos. No entraré en la legitimidad de esto, al fin y al cabo es una batalla perdida, siempre existiran estas paginas. Lo que mas me fastidia es la excusas que se buscan para ello, las propias mentiras que sus creadores llegan a creerse,

Como ejemplo tratare el caso del blog mexicano “Andes donde Andes y otras cosas” (http://andesnevados.blogspot.com/). Aquí pusieron varios de los discos de Trencito de los Andes, les escribí, utilizando el nombre Anónimo como usuario para que los eliminaran, llamándoles la atención sobre lo que le supone económicamente a los creadores grabar esos discos para que después lo copien y lo pongan para que cualquiera pueda copiarlos a su vez. El comentario apareció, pero al poco tiempo lo borraron. Eso me fastidió bastante, era una cobardía por su parte eliminar un comentario en contra de ellos, por lo que volví a escribir varias veces, pero sin que aparecerían. Al poco tiempo en la pagina quitaron los enlaces y pusieron este comentario y a partir de él algunos otros del grupito de seguidores de este blog.

 

Queridos amigos:
Desde que inicié esta aventura de querer compartir con todos ustedes un poco de música y a través de eso hacer una bonita comunión con vosotros, lo he hecho de forma desinteresada y sin algún afán de lucro. Nunca he percibido ninguna gratificación económica, sólo las muestras de agradecimiento y de cariño de muchísima gente que visita este lugar.
Son cerca de 350000 visitas y que seguramente muchas de ellas piensan parecido a lo que yo siento y expreso; para mi es una gran satisfacción hacer una labor de difusión de buena música y está en cada quien hacer buen uso de ella.
Les cuento que cuando yo era músico activo, lo hacía por amor al arte y siempre me incliné por el género andino, donde siempre compartí lo que tenía sin interés alguno; puedo decirles que al final de todo siempre perdí en lo económico más que ganar algo con ello, así puedo contar que en ocasiones que presté instrumentos, discos, dinero (generado por alguna pequeña ganancia boteando tal vez) no hubo vuelta y lo perdí, y no con ello me sentí dañado emocionalmente y dejé de hacer lo que me gustaba que era tocar y difundir la música andina y más la de raíz, pues siempre me han gustado las tarqueadas, mohoceñadas, sicureadas, pinquilladas, etc.
También he visto que personas nativas de las zonas andinas venden sus productos para sobrevivir y lo hacen honestamente; también he conocido pillos que abusan y lucran de más con ello y explotan seguramente el trabajo noble de los artesanos.

Voy a hablar un poco de un singular grupo italiano que se interesó en la cultura andina, aprendió sus costumbres y se apasionó por su música.
Lo hacen muy bien, diría yo que de manera excelente. Ellos crearon una web donde comercializan sus discos que producen y seguramente gastan mucho en ello y reciben ganancias también.
Digo todo esto porque voy a retirar cualquier indicio de posteos de ese singular grupo, no obstante que les aseguro que aquí, como en muchos blogs se les ha hecho una publicidad gratuita; les afirmo que muy pocos conocen a fondo la discografía que hacen los señores de Trencito de Los Andes.
Sólo los muy interesados profundamente en eso saben de su tienda virtual y algún despistado que le guste mediáticamente la música andina y que crea que todo lo que ellos hacen es un colorido mundo de ritmos tradicionales y más comunes está equivocado; los de Trencito realmente hacen música original étnica y a los que les gusta lo más criollo o reciente de la derivación de la música andina verán que es muy difícil de digerir y apreciar la fabulosa música autóctona de ese grupo italiano.
Aun así, no tengo el derecho alguno de exponer el arte de Trencito de los Andes y compartirlo con ustedes, dado que he recibo cuatro comentarios "anónimos" en los que me han tachado de cobarde y de sólo publicar los comentarios que me son agradables y me dicen que no tengo por qué postear sus discos, y en este momento estoy dando la cara y expresando que tienen razón y que voy a retirar lo que he publicado; lejos de lo que piensan de mi, yo les aseguro que mi intención es hacer llegar a todos un poquito de arte de calidad y que se conozcan las obras y de ahí se pretende que se parta a que cada uno indage y profundice sobre determinado artista y sus obras; ello abriría el interés de conseguir por su cuenta ese bello material y comprarlo como se debe y acudir a los conciertos en vivo y apoyar ese talento, yo lo he hecho muchas veces así y creo que de alguna manera hemos contribuido aquí a que ciertos artistas vigentes se conozcan más y de ahí deriven muchas cosas en pro del artista. Creo que algunos de ustedes pensarán así, en forma positiva y que cuando se tenga la oportunidad, apoyarían a los artistas como lo he manifestado, lejos de causarles un perjuicio.
Como colofón, sería bueno que en cada lugar del planeta estuviera al alcance lo que nos gusta, sin tener que agregarle al precio de la compra el pago del traslado e impuestos y que se diera una facilidad para tener posesión del artículo de interés, eso ablandaría las economías y todos saldrían ganando.
Trataremos de seguir en buena lid hasta que se nos permita y no causar una merma en la venta de los discos de esos notables artistas que son los integrantes del Trencito de los Andes.
Deivo

adriana dijo…
avanti!
abrazo desde buenos aires
14 de julio

Fran Solo dijo...
Bueno, bajo la premisa de tratar de "cobarde" a alguien que da la cara con nombre e identificación y que todos ya conocen su paradero... puede ser. Pero, si el que trata de "cobarde" está amparado en forma miserable y agazapada por el anonimato... ¡uuuufff, que Dios nos pille confesados... ¡Por favor! ¡Seamos decentes y serios! Con NOMBRE y APELLIDO aceptaré cualquier denuncia, desacuerdo, enojo; por cierto, en el marco del debido respeto. Mira que cualquiera amparado por la cobardía de la anonimidad puede decir lo que le venga en gana. En mi país, a esa cáfila de humanoides, les llamamos MARICONES.
Demos la cara antes de denunciar y/o menoscabar.
Todo lo que tiene olor a anonimato NO TIENE VALIDEZ alguna.
Pd.: ¿Quiénes son "trencito de los andes"?
14 de julio de 2010 11:19

 

Chaman Cosmico dijo...
Efectivamente ¿Quiènes son Trencito de los Andes?
Resulta que Grupos que supuestamente se enaltecen por ser el contacto directo con la Raiz Viva y musical de un pueblo, que por supuesto se asume que ese es el contenido de su trabajo. Atacan y exigen que sus Materiales sean removidos como si se tratara de cualquier idolo Pop, es una verguenza.
Para empezar dondeestan sus discos en las tiendas por lo menos en Latinoamerica no existen por ningun lado, factor determinante para recibirlos de forma compartida.
Si pretenden estos Compas de Trencito que con mi tarjeta de credito compre sus discos por la Red para así justificar que efectivamente son conseguibles estan en un tremendo error.
Ya que estan en caza y Captura de aquel que se atreva a subir su material a la Red, También deberian de estar distribuyendo su material por el mundo , no esperando a que de forma elitista con una Visa o una Master Card podamos accesar a sus producciones.
Demuestren que pueden hacerse cargo del Mercadeo de sus materiales, tocan música Andina y nada màs la venden en Europa que idea tan descabellada.
La Mùsica es un festejo el compartir una tarea, el agradecer es lo unico que cuesta y por supuesto estos Amigos no agradecen ni la Promociòn que se les hace en los Blogs.
Amigo Deivo estas en tu punto poderoso y sabes una cosa ya estan los CDs del Trencito en una o varios Blogs también. Aunque se enOjen y amenacen no podran parar lo que ya esta en movimiento.
Un llamado para todas las agrupaciones del Genero Flokloroide.
Liberados por su autor esa es la verdadera Mùsica, la que se hace por campartir el talento y no esperar que las tiendas On-line se encarguen de difundir sus trabajos al final cuando uno trasciende nada de eso nos vamos a llevar. Estamos de paso en este planeta.
A ser Felices Bendiciones para todos¡
14 de julio de 2010 15:38

Amadeus dijo...
Gracias amigo por seguir con este proyecto, esperamos tener màs música por mucho tiempo mas
14 de julio de 2010 18:56

Anónimo dijo...
Tu página y tus enlaces son la única oportunidad que tengo de conocer a determinados grupos de música andina. Actitudes como la que vienes denunciando hacen que permanezcan en las tinieblas del conocimiento determinados artistas que se ganan la vida ACTUANDO ante el publico. Parece ser que algunos artistas prefieren las migajas económicas de la venta de unos discos que el conocimiento del trabajo que hacen para luego poder verlos en conciertos.

Un abrazo y como siempre mi apoyo, Deivo.
15 de julio de 2010 15:03

 

Manuel Enrique Montores Alvarado (Monty) dijo…
Yo al igual que Deivo hace muchos años luché para conseguir discos que para mi en México era casi imposible, soy Lic. en Sistemas y desde que el internet salió me di a la tarea de compartir lo poco que tengo de este género tan hermoso, aunque los grupos piensen luego luego en piratería quiero decirles que gracias a esta labor mucha gente conoció no solo el género sino a los grupos que solo eran conocidos en su tierra, creanme yo no vendería ni un solo disco que tengo y aun teniendo una copia si Trencito o cualquier otro grupo de mis favoritos viniese a mi tierra le compraria hasta las cuerdas de su badurria si me alcanzara. Hermanos Músicos Andinos, sigamos compartiendo el Arte, si hacemos música para vivir tendrá que acompañarse de amor puro por esas notas..... Ánimo partner Deivo!!!
15 de julio de 2010 19:29

 

Mastranto dijo...
Por error o descuido mi anterior comentario apareció como ánonimo cuando tiene nombre. Reitero lo dicho.

Anónimo dijo...
Don Deivo:
Usted ha hecho una gran labor en compartir y dar a conocer muchas cosas lindas que son muy difíciles de conseguir.Muchas de las cosas que he encontrado aquí no creo que se conozcan mucho y por eso creo que usted no debería engancharse
con lo que le escriben de forma aislada, no se deje intimidar por gente incapaz de contener lo que se viene como avalancha y que es la difusión de la música y del arte.
Nadie es dueño de la música, ni los mismos músicos que la hacen, menos los productores y las casa discográficas, con el tiempo todo se vuelve del dominio público.
¿Acaso los que interpretan música de los clásicos y músicos de la antigüedad como Mozart, Bethoven, Bach, Molinaro, etc., etc.,recibieron algo con ello o sus descendientes actuales?
Esos integrantes de Trencito de los Andes pegan gritos de ahogados y serán buenos, pero no son los únicos y nadie los echaría de menos porque no son consagrados ni de la aceptación popular, sólo pocos los conocen.
Tampoco sus ventas son prolíferas y menos serán con sus actitudes. Tal vez no sepan que sus links seguirán circulando en blogs y foros donde no detecten su obra y si es así se volverán a subir y al final tendrán que caer en la resignación.
Un tal Clemente que es integrante de Trencito es un tipo pedante y repela todo el tiempo de la situación económica que atraviesan y lejos de ayudarse propiciando una tregua convenenciera a sus intereses parece que se echa al mosntruo de mil cabezas encima. Además no se sabe que compartan de sus ganancias de la música que le han hurtado a los verdaderos dueños de ella o que emprendan alguna ayuda a los indígenas de mi Ecuador querido o de Perú y Bolivia.
Deivo, lo felicito por su labor y deseo que nos siga compartiendo excelente música, sobre todo de los Calchakis que ese si es un grupo de gran historia, ampliamente reconocido y ajeno a comentarios soeces.
21 de julio de 2010 23:20

En general le han dado mucha importancia a lo de “Anónimo” . No sé que diferencia verán entre eso y los "nombres" que se utilizan normalmente, también en esta pagina. ¿Que diferencia hay entre "Anónimo" y "Chaman Cósmico", "Amadeus" o cualquier otro que circula por ahí tipo "Han Solo", "Paco Jones" ...? ¿Quien conoce, quien quiere conocer, a estas personas? Podía haber utilizado cualquier nombre que hubiera querido, pero lo mas fácil era "Anónimo" y así lo hice. ¿Cobardía? Cualquiera puede pensar lo que quiera, si hubiera puesto otra nadie sabría quien soy igual que yo no conozco a los otros.

Pasando al comentario de Deivo, me olvido de la introducción que hace sobre su persona, sobre los años que le ha dedicado desinteresadamente a la música andina, no me interesa. Igual que no me interesa nada él, después de leer en su perfil sus películas y libros favoritos, prefiero no conocerlo. Pero vamos a lo que si interesa en su exposición:

¿Publicidad gratuita? Ay, ¡pero que “generoso” eres!. Pero ¿esa publicidad que tiene que ver con copiar sus discos? Si de verdad quisieras dar a conocer interpretes valiosos, haz un comentario sobre ellos y sus discos. Pero por favor, si algún día lo haces que sean muy distintos a los comentarios que sueles poner (o alguno de tus “colaboradores”), casi todos expresan lo mismo (poco… por no decir, nada interesante), se podrían cambiar dichos textos en distintos discos y nadie notaria la diferencia.

Afirmas que muy pocos conocen a fondo la discográfica de Trencito de los Andes, supongo que con eso quieres decir que en tu “circulo andino” son poco conocidos. No lo dudo, eso habla claramente de tus conocimientos. Es mas, por lo poco que dices de la música de Trencito, creo que lo poco que hayas podido escuchar de ellos no lo has entendido, tu “música andina” está a otro nivel.

También hablas de la ventaja de copiar y permitir copias (nunca me hartaré de utilizar esta palabra, es lo que haces) es que al conocer nuevos discos la gente los compraran. Según tu comentario, parece que te gusta y admiras a Trencito de los Andes, ¿Cuantos discos de ellos has comprado? Como sé que tienes un buen contacto en Italia, te será muy fácil conseguirlos. Por cierto, ¿entre tantos cientos de miles de visitas a tu blog, cuantas miles han sido de intérpretes dándote las gracias por copiar sus discos y así poder ser conocidos por tanta gente que los ha comprado mas tarde? ¿Cuántos comentarios agradeciéndote la publicidad?

Hasta aquí mi opinión sobre el comentario de Deivo, ya esta bien, no merece mas. Ahora nos vamos a alguno de sus colaboradores, todavía peores.

En contestación a Fran Solo, seguramente te miras mucho en el espejo, y lo que ves te gusta tan poco que se lo sueltas a cualquiera en la primera oportunidad. ¿MARICONES? ¿Tanto te identificas con esa palabra? Además, creo recordar que Pinochet la utilizaba mucho al intentar insultar a los opositores, vivos y muertos, ¿acaso eres un cachorro de aquella mala bestia?

No vale la pena comentar a Chaman Cósmico, dice tan cantidad de tonterías que es mejor olvidarse de ellas… y por supuesto de él. Eso si, medalla de oro al nombre mas hortera del planeta, cuanto mejor el socorrido “Anónimo”.

En cuanto al ultimo, de otro “Anónimo” (aunque este si permitieron que apareciera…claro, faltaría mas, ¿verdad Deivo y Fran Solo?), es tan entupido confundiendo por un lado a los interpretes de la llamada “música clásica” con los propios compositores (Mozart, Bach,..) que es una muestra de todo lo que escribe. Los primeros si que cobran por interpretar, y los segundos ya habrían querido cobrar en su momento, y seguro que actualmente también. ¿Un tal Clemente? Los hermanos Clemente eran Trencito de los Andes, entérate antes de escribir tonterías. ¿Y que es eso de “propiciarse una tregua”? ¿Es que Trencito debe dar una tregua a la mediocridad, a la estupidez? Trencito de los Andes NUNCA han hurtado la música, cuando no es de su propia creación (autoria o arreglos) indican claramente el autor o si es tradicional así lo hacen notar. La música (cualquier tipo, la llamada clásica, pop, rock, soul, blues, jazz… y por supuesto la andina) no tiene DUEÑO, ningún arte lo tiene, esta a disposición de todos. La música andina por supuesto tiene su origen en la zona que le da nombre, pero como toda manifestación cultural sobrepasa limites geográficos, solo lo que es autentico puede ser de todos.

Un último comentario a un tipo que aparece en algunos de estos blogs, también en este. El fue el que se encargó de copiar los discos de Trencito de los Andes. Se trata de Enrico, italiano. En uno de los blogs aparece en el ranking de los que mas copian. Me imagino que todo esto aumentara su ego, ve su nombre y su “obra” en tantos sitios que le hacen sentir importante. Hay montones y montones de tareas por realizar, es cuestión de que encuentre alguna donde no fastidie a nadie, su ego será mas pequeño, pero todos ganaremos con eso.

Hasta aquí el apartado de las paginas de descargas de discos que actualmente están en circulación. Me he basado en este blog porque en este comentario aparecen muchas de las razones que generalmente se esgrimen para legitimizar el copiar y dejar copiar a otros. Además, al tener los comentarios de la cohorte de colaboradores nos podemos hacer una idea del tipo de gente que suele aprovecharse de ellas.

Que nadie piense que el motivo de este texto es salir en defensa de Felice y Raffaele Clemente, basta escuchar su música para darse cuenta que no es necesario. Pero lamentablemente en esta época puede que no se sepa escucharla. En vez de disfrutar se le ataca si no se puede igualar. En vez de aprender se le critica por arrogantes. Atacamos aquello que quisiéramos ser y nos es imposible. Puede gustar o no su música, se puede criticar. Como personas pueden caer mejor o pero, no hay problema. Pero no se puede consentir la crítica sin razonarla, solo para hacer daño. O para intentar engañar a aquellos que no conocen el trabajo de Trencito/Il Laboratorio con invenciones.

Pero olvidémonos de esta gente, es lo mejor que podemos hacer para aplacar su enorme ego. Me quedo con los comentarios de admiración que he oído durante muchos años sobre el trabajo de los hermanos Clemente. En Perú o Bolivia, en España o Francia, en Japón o Tahití … De gente que si ha escuchado sus discos, o los han conocido personalmente, de gente que espera sus nuevas producciones sabiendo que son obras únicas y que con seguridad les sorprenderán. Todas estas personas nos alegramos que existan los Clemente, que continúen creando. Les necesitamos.